DESASTRE“A las 3 de la mañana gracias a Dios mucha gente pudo salir, pero lamentablemente esa familia no, una niñita de 5 años, el niño de 2 años y dos personas sin empleo ni nada vivían prácticamente de la caridad y pagaban arriendo” así relataron los vecinos del barrio 12 de octubre los momentos de angustia que vivieron cuando un talud de aproximadamente 5 toneladas se desprendió y cayó sobre 10 viviendas, donde la más afectada fue la casa donde vivían estas cuatro personas que quedaron atrapadas por el lodo y los escombros. Gracias al trabajo desarrollado por Bomberos, Defensa Civil, Policía, Ejército, comunidad y el Grupo Especializado de Rescate de la Policía, los cuerpos de las víctimas fueron rescatadas. El jueves se encontró el cadaver del menor de 2 años, el viernes el de la niña de 5 años y el domingo el de los dos adultos, padres de los menores.
Freddy Ragua Casas, Coordinador de la Oficina de Gestión del Riesgo de Desastres de Bucaramanga indicó a Contacto Resander que luego del rescate de los cuerpos se delimitará la zona afectada y el entorno para estudiar la reubicación de las familias damnificadas: “no podemos permitir que esas familias queden ahí al lado de ese talud y que en otra fuerte lluvia, Dios no lo quiera, volvamos a tener otra emergencia”.
El viernes 14 de marzo hizo presencia en el sector afectado del barrio 12 de Octubre el Director General de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo, el doctor Carlos Iván Márquez quien anunció subsidios de arrendamiento y ayudas para los damnificados y recomendó hacer la declaratoria de calamidad para gestionar recursos a nivel nacional, que permitan beneficiar a las familias afectadas.
La Corporación para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga advirtió que en la ciudad se han detectado 41 sitios que pueden presentar riesgo de deslizamientos. A su vez, el gobernador de Santander Richard Aguilar, hizo un llamado a los Comités Locales de Prevención del Riesgo y autoridades en todo el departamento a estar alertas ante el aumento de las lluvias.Finalmente el coordinador de la Oficina de Gestión del Riesgo de Bucaramanga, invita a la comunidad en general a tener en cuenta estas recomendaciones: “no nos ubiquemos en zonas de alto riesgo. Analicemos bien dónde nos vamos a ubicar; consultemos a las autoridades dónde nos vamos a asentar. No nos dejemos engañar de personas inescrupulosas que a veces ofrecen lotes que están en zonas de alto riesgo, los venden en temporada de verano que se ven maravillosos, pero cuando vienen las temporadas de lluvias mire los resultados tan funestos como los que tuvimos aquí en la ciudad de Bucaramanga. Consultar primero a las autoridades antes de comprar o ubicarse en cualquier sitio”.

 DESASTRE