HOMENAJE

Olvidar es algo a lo que no están dispuestas las familias de las víctimas del conflicto, que el pasado viernes 20 de septiembre se dieron cita en el parque de los niños de la ciudad bonita para realizar un acto público, ordenado por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que consistía entre otros en la instalación de un monumento como parte de la reparación por parte del estado por la masacre cometida el 6 de Octubre de 1987 en Puerto Boyacá por paramilitares y presuntamente con el apoyo de miembros del ejército, en el que 19 comerciantes perdieron la vida.

Al acto asistieron autoridades civiles como el vicepresidente Angelino Garzón, el gobernador de Santander Richard Aguilar Villa y el alcalde Luis Francisco Bohórquez.

El vicepresidente Angelino Garzón advirtió que esta era una masacre que podía evitarse si el estado colombiano no hubiera sido tan permisivo con los grupos paramilitares en aquella época.

A su vez el abogado de las víctimas informó que hubo 10 paramilitares condenados, junto a ellos el exalcalde del municipio de Puerto Boyacá Nelson Lesmes, entre otras personas vinculadas al paramilitarismo , pero por este caso aún no existen agentes del estado condenados, por lo que consideran que la masacre continúa en la impunidad.

HOMENAJE