VICTIMAS

En días pasados entidades como la Gobernación, ICBF, Ejército Nacional, Policía Décimo Distrito, Alcaldía de Charalá, Registraduría y delegados de la Unidad de reparación de víctimas, estuvieron el corregimiento de Riachuelo municipio de Charalá, socializando el avance del plan del proceso de reparación colectivo que allí se realiza.

El proceso inicio aproximadamente hace 8 meses en un interés del Estado en tener en cuenta esta comunidad que fue víctima de violaciones de sus derechos al sufrir: secuestros desapariciones de familiares, violencia sexual y reclutamiento ilícito.

Dentro de esas medidas para la elaboración del plan, la comunidad solicita una Estación de Policía permanente, y que se ponga en funcionamiento el centro de salud, con médico, enfermeras y su respectiva dotación.

Según explicó Gloria Inés Serrano Quintero coordinadora del proceso de reparación colectiva en Santander, en el corregimiento de Riachuelo la comunidad a reparar está conformada por 1.500 personas y dentro de este grupo también se trabaja en reparación individual.

Se espera que el plan esté listo a finales de este diciembre y aprobado por el Comité de justicia transicional para empezar su implementación el próximo año y por un lapso de tres años, luego se hará la cuantificación de cada una de las medidas, se revisa a cual entidad le corresponde cada una de estas medidas y cuales se pueden implementar inmediatamente y se diseña el respectivo cronograma para el desarrollo del resto de medidas, según informo  Paula Gaviria Betancour, directora de la Unidad para la atención y reparación integral a las víctimas.

Por su parte el teniente coronel Leónidas  Castillo Villanueva, comandante del Batallón número 5 de artillería capitán José Antonio Galán del Socorro, dijo que el compromiso del ejército nacional es garantizar la seguridad y atender a la población en todos los requerimientos, se hace presencia y se está reactivando la red de aliados en el lugar.

VICTIMAS